Activos Financieros I: Acciones y bonos

Deja un comentario

abril 29, 2014 por invertirenbolsa

Acciones y bonos

Dentro del sector financiero existen muchos tipos activos financieros, algunos al alcance de las personas y otros sólo al alcance de empresas debido a la complejidad que conllevan.

Hablaremos de aquellos activos más comunes y que pueden estar en principio al alcance de todos o de la mayoría e intentaremos dar una explicación sencilla, sin profundizar a niveles que puedan confundir, pero que sirva para acercar a las personas el entendimiento de dichos activos.

Empezaremos por las acciones y los bonos.

– Las acciones: son participaciones dentro del capital de una empresa, al comprar acciones adquieres propiedad sobre la empresa a la que pertenecen dichas acciones, normalmente adquiriendo derecho al voto (dependiendo del tipo de acciones).

Se denomina renta variable, ya que la rentabilidad depende de las oscilaciones en su cotización. En algunos casos hay empresas que pagan dividendos, dichos dividendos representan aquellos beneficios que ha obtenido la empresa y opta por repartirla entre los accionistas. Algunas empresas nunca pagan dividendo y otras pagan cada 3, 4, 6 meses o sólo una vez al mes.

– Bonos del Estado, Letras del Tesoro, deuda pública y privada: son préstamos que se hacen a terceros (gobierno, comunidades, empresas públicas y privadas) a cambio de un tipo de interés que se llama cupón. Normalmente las aportaciones en este tipo de activo son múltiplos de 1.000€. Dicho cupón suele ser anual, aunque hay casos en los que son trimestrales, mensuales o cupón 0. Supongamos un bono a 5 años que paga un interés del 2% anual, eso significa que cada año durante 5 años te abonará un 2% de lo que le hayas prestado y el último año además de pagarte el último cupón te abonará el importe que abonaste inicialmente.

Este tipo de activos lo denominan renta fija, pero la realidad es que no es tan fija la rentabilidad durante el periodo en que se posee, si quisieras vender el bono antes del vencimiento y los tipos de interés para ese periodo hubieran bajado respecto a lo que te abonarían por tu bono, el precio de tu activo subiría (ya que paga una rentabilidad superior a la del mercado de ese momento). Si sucediera lo contrario, subieran los tipos de interés, entonce el precio de tu bono bajaría ya que hay bonos más rentables que el tuyo (pero esto en principio sólo afecta en caso de querer vender el bono y no esperar a vencimiento).

Podéis obtener información un poco más detallada sobre los bonos o las acciones en webs financieras, como el diccionario económico de Expansión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir notificaciones nuevas en tu buzón de correo electrónico. GRATIS

A %d blogueros les gusta esto: